IMPORTACIONES DE CARNE BRASILEÑA CAEN EN PROMEDIO MÁS DE 30%

Brasil es uno de los principales exportadores de carne. Sin embargo, el escándalo interno de la adulteración de carne tuvo efectos en sus mercados de destino. Y Chile es uno de ellos. Apenas se conoció el caso, y para prevenir el eventual arribo de carne adulterada al país, el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) aplicó a fines de marzo una suspensión total transitoria para las importaciones de carne de vacuno, pollo y cerdo provenientes desde ese país y, posteriormente, acotó la medida a ciertas empresas investigadas en el gigante sudamericano. Así, las importaciones de carne de esas tres variedades bajaron, en promedio, 36,4% en marzo pasado en comparación con el mismo mes del año anterior. En tanto, en abril, las internaciones cayeron, en promedio, 32,6% respecto del cuarto mes de 2016. Según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias(Odepa), al analizar por mercados, los arribos de carne de vacuno cayeron 39,8% en marzo y 23,9% en abril. En el caso de la carne de pollo, el descenso de las internaciones en el tercer mes es de 45%, mientras que en el mes posterior anotó una fuerte disminución de 68,2%. En tanto, para la carne de cerdo, las importaciones desde Brasil en marzo bajaron 24,6%, mientras que en abril disminuyeron 5,9%. La situación de la carne brasileña también ha tenido efectos en la participación de este producto en sus mercados de destino. Por ejemplo, en el caso del vacuno, la participación de mercado de Brasil en el mercado chileno fue de 24,6% en abril pasado, en circunstancias de que en el mismo mes del año pasado era de 32,3%. También ha sufrido una fuerte caída en su participación en el mercado de la carne de pollo y de cerdo. Fuente: El Mercurio